Rellenos con Ácido Hialurónico

El Ácido Hialurónico es una molécula que se encuentra en forma natural y permanente en nuestra piel. Está encargado de mantener hidratado y turgente principalmente el rostro; ya que su función es la de retener el líquido aumentando en forma considerable su tamaño para así rellenar la piel desde adentro.
Lamentablemente con el paso de los años (¡desde los 25!), comienza a disminuir su concentración en nuestra piel, ésta se debilita y aparecen las temidas arrugas.
Para aminorar el efecto de envejecimiento natural se pueden utilizar cremas que contengan Ácido Hialurónico, lo ideal es hacerlo desde los 25 años.
Además, es posible inyectarlo, lo cual sólo debe ser realizado por médicos especialistas matriculados. Al inyectarse se rellenan arrugas y surcos, y se restablecen las pérdidas de volúmenes faciales para lograr un efecto de rejuvenecimiento y armonización facial.

Su duración es de aproximadamente 6 a 8 meses, o hasta 1 año -según el tipo de ácido empleado-, y se reabsorbe en forma natural.

Su uso en estética es para rellenar arrugas, cicatrices, surcos, secuelas de acné o aumentar el tamaño de labios y pómulos.

Para qué sirve
  • Eliminación de emociones negativas: cansancio, enojo, tristeza.
  • Modelación facial: marcar ángulo mandibular, reposicionar volúmenes, aumentar pómulos o mentón, rinomodelación.
  • Relleno de arrugas y código de barras.
  • Aumento y demarcación labial.

Tiempo: 30 minutos por sesión
Convalecencia: No requerida
Sesiones: 1, 2 o 3 según diagnostico y esquema de tratamiento
Resultados: Inmediatos
Anestesia: no requiere.

Rinomodelación

Este procedimiento se realiza inyectando el relleno en puntos estratégicos, logrando así elevar la punta nasal, aumentar el ángulo naso-labial y nasofrontal, o disimulando la prominencia de los huesos propios de la nariz.
De esta manera, en determinados casos, obtenemos un perfil más armónico y estético sin intervención quirúrgica.

Consultanos