Rejuvenecimiento

El envejecimiento facial es un proceso lento e irreversible que involucra todas las estructuras y se manifiesta de diferentes formas: manchas, dilataciones vasculares, opacidad de la piel, poros dilatados, arrugas, flacidez cutánea, pérdida de volúmenes faciales. Éstas se presentan en distintos grados y combinaciones y de ello dependerá el tratamiento, según cada caso.

Con el correr de los años nuestra piel va perdiendo el resplandor, claridad y textura suave que son los indicadores de una piel joven.
• Las arrugas, una parte natural del envejecimiento, son líneas y pliegues que se forman en la piel.
• Las manchas solares son más prominentes en la piel expuesta al sol, como la cara, el cuello, las manos y los antebrazos. Si bien la genética es la que determina principalmente la estructura y la textura de la piel, la exposición solar es una de las causas principales de la aparición de arrugas, en especial, en las personas de piel clara.
• Otros factores contaminantes como el tabaquismo, también contribuyen a la aparición de arrugas.

Algunas arrugas se pueden volver fisuras o surcos profundos y pueden ser particularmente notorias alrededor de los ojos, la boca y en el cuello.
La estructura de la piel con los años se va modificando, va perdiendo su tono, tensión y volumen.

Para obtener mejores resultados es importante comenzar con tratamientos ni bien empezamos a notar los primeros signos de cambios que se van produciendo por el paso de los años.

Arrugas y líneas de expresión: Tipologías

Ya sean tus primeras arrugas o arrugas más profundas resultado del envejecimiento normal de tu piel, hay solución. Identificá tu problema.

• Las arrugas del tercio superior del rostro piden que se relaje y repare la piel. La toxina botulínica son una buena solución.
• Las del tercio medio piden acción tensora y devolver volumen al rostro. La Hidroxiapatita Cálcica, rellenos de acido hialurónico, son los tratamientos recomendados.

Para la prevención, si se trata de pieles más jóvenes o se quiere retrasar el envejecimiento, la Radiofrecuencia, Alma Q, o tecnologías lumínicas y las Vitaminas mantienen la piel en forma y revitalizada.

Las pieles más maduras requieren otro tipo de cuidados: mioconeedling, Profhilo, y tecnologías lumínicas ayudan a regenerar, tonificar y atenuar las señales de cansancio y estrés cutáneo.

Arrugas y líneas de expresión: Causas

Son resultado de la pérdida de elasticidad de los tejidos, cansancio, estrés y envejecimiento de la piel. No obstante, las arrugas también nos avisan que existe falta de hidratación y reducción de ácido hialurónico, colágeno y elastina.
Las de la frente, las del entrecejo, las del cuello y las de la zona de los ojos, se acentúan según cuides más o menos tu rostro con tratamientos que revitalicen, regeneren, reestructuren o corrijan la piel.
Hay otras arrugas que se producen por la contracción de tus músculos faciales o por repetición de expresiones muy tuyas. Son parte de tu identidad. Podés atenuarlas relajando o estirando la piel de tu rostro con tratamientos específicos sin apagar lo más auténtico de tu expresión natural.
Hay otras causas que nos aceleran el envejecimiento como la exposición al sol, tabaquismo, hábitos alimentarios.
Por lo tanto, las arrugas son el resultado de una combinación de factores – podés controlar algunos y otros no -:

  • Edad. Con el paso de los años, la piel naturalmente se torna menos elástica y más frágil. La disminución de la producción de aceites naturales seca la piel y la hace parecer más arrugada.
    Disminuye la cantidad de grasa en las capas más profundas de la piel. Esto hace que la piel se vea floja y flácida y que las líneas y surcos sean más pronunciados.
  • Exposición a luz ultravioleta (UV). La radiación ultravioleta, que acelera el proceso de envejecimiento natural, es la causa principal de la aparición de arrugas precoces. La exposición a la luz ultravioleta (UV) rompe el tejido conjuntivo de la piel —el colágeno y las fibras de elastina—, que se encuentra en la capa más profunda de la piel (dermis).
    Sin el tejido conjuntivo de sostén, la piel pierde fuerza y flexibilidad. Después, la piel empieza a debilitarse y a arrugarse de forma prematura.
  • Tabaquismo. Fumar puede acelerar el proceso de envejecimiento normal de la piel, lo que contribuye a la formación de arrugas. Esto puede suceder a causa de cambios en el suministro de sangre a la piel.
  • Expresiones faciales repetitivas. Los movimientos y expresiones faciales, como entrecerrar los ojos y sonreír, producen líneas finas y arrugas. Cada vez que utilizas un músculo facial, se forma un surco debajo de la superficie de la piel. Y, a medida que la piel envejece, pierde flexibilidad y ya no recupera su forma. Estos surcos se convierten en características permanentes del rostro.

Prevención

A continuación te ofrecemos maneras de mejorar al máximo el aspecto de la piel:

  • Protegé la piel del sol utlizando siempre ropa de protección, como sombreros de ala ancha, remeras de mangas largas y anteojos de sol. Además, usá protector solar cuando salís al exterior, incluso durante el invierno.
    La American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología) recomienda usar un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar de 30 o más. Colocate abundante cantidad de protector solar, y volvé a aplicarlo cada 2 horas —o con más frecuencia si estás nadando o transpirando—.
  • Usá productos con protector solar incorporado, es decir, que bloquean los rayos UVA y UVB.
  • Usá cremas humectantes. La piel seca arruga las células turgentes de la piel, lo que puede provocar líneas delgadas y arrugas prematuras. Aunque las cremas humectantes no pueden evitar las arrugas, pueden enmascarar temporalmente las líneas y las arrugas delgadas.
  • No fumes. Incluso si has fumado durante años o has fumado mucho, aún puedes mejorar el tono y la textura de la piel y evitar futuras arrugas si dejás de fumar.
  • Seguí una dieta saludable. Existen algunas pruebas de que ciertas vitaminas en tu dieta ayudan a proteger tu piel. Se necesita estudiar más el rol de la nutrición, pero es bueno consumir muchas frutas y vegetales.

Según qué deseás mejorar, existen distintos tratamientos

Recomendamos el tratamiento a cada paciente según el caso. Es muy personalizado, ya que para cada caso se combinan diferentes tecnologías

RESURFACING FACIAL

Dependiendo del caso de cada paciente, existen dos tratamientos diferentes:

Láser Pixel CO2

El láser Pixel CO2 proporciona el tratamiento más eficaz para la piel envejecida, foto-dañada y con cicatrices de acné, con mínimos eritemas, tiempo de inactividad y molestias para el paciente.
Gracias al Resurfacing, logramos generar una nueva capa de piel, eliminando la anterior.
Esta renovación permite desaparecer o mejorar signos propios del envejecimiento como:
– Manchas
– Arrugas
– Flacidez

El proceso permite generar una gran cantidad de colágeno nuevo y tensar la piel de forma notable: es lo que se conoce como el “Efecto Lifting”.

Accent 360

Este novedoso tratamiento combina tres tecnologías revolucionarias para lograr una piel más tersa y jóven en sólo 60 días.
Laser360 es el tratamiento más eficaz y completo para rejuvenecer cara, manos y cuerpo, combinando tecnologías lumínicas y radiofrecuencias.
El protocolo integral de rejuvenecimiento Laser360 mejora la calidad de la piel, actuando sobre el color, la textura, el tono y la laxitud.
Así, combinando 3 tecnologías diferentes, conseguimos barrer los signos de la piel envejecida, devolviéndole la frescura, luminosidad y tersura de una piel joven y cuidada.

Consultá también por estos tratamientos:

Radio frecuencia
Radiofrecuencia Pixelada
Plasma Radiofrecuencia